Si has pasado el ecuador de tu embarazo, y tu barriga se ha convertido ya en una auténtica tripita de embarazada, seguramente estés pensando en hacerte una sesión de fotos para inmortalizar el precioso momento que estás viviendo.

Muchas embarazadas acuden a un fotógrafo profesional para llevar a cabo la sesión, y otras prefieren confiar este momento tan personal e íntimo a algún allegado que tenga ciertas nociones de fotografía. Sea cual sea tu caso, es importante que dediques algún tiempo previo a preparar la sesión y a hacerla tuya, para que tus fotos sean únicas y se adapten perfectamente a tus gustos.

Desde el maquillaje hasta el atrezo, hay muchos detalles en los que puedes darle a la sesión tu toque personal y que te ayudarán a que todo sea perfecto en un día tan especial. A continuación, te contamos 10 cosas que deberías tener en cuenta antes de hacer tus fotos.

1. Cuándo hacer las fotos

En tu sesión de fotos de embarazada lo importante es lucir tu tripita, por eso debes hacértelas durante el tercer trimestre, cuando tu barriga es ya bastante grande. Pero tampoco es recomendable que te esperes a la última semana, porque suele ser cuando más hinchada está la cara de las embarazadas. Lo ideal es que programes la sesión para hacerla entre las semanas 28 y 30 de tu embarazo.

2. Cómo maquillarte

Las fotografías de embarazada suelen ser dulces y tiernas. Por eso, lo más recomendable es que no te maquilles demasiado. Bastará con una cobertura suave de maquillaje, y sombras y coloretes de los tonos naturales que más te favorezcan. Ahúma un poco el contorno de tus ojos para dar profundidad a tu mirada, pero sin excesos.

3. Luce tu melena

Una de las ventajas de estar embarazada, es que tu pelo está especialmente bonito, y tiene más brillo de lo normal. Por eso, acude a la sesión con le pelo suelto para lucirlo mejor y conseguir un aspecto más natural. Piensa que, si al final prefieres tener la cara más despejada, siempre puedes recogértelo allí. Pero si lo llevas directamente recogido, es más difícil soltártelo y que no queden marcas.

4. Qué ropa elegir

Llévate varias prendas de ropa para hacer cambios y conseguir unas fotos más variadas. En este tipo de retratos, suele funcionar mejor la ropa de colore lisos, especialmente blanca o negra, ya que los estampados muy llamativos pueden quitarle protagonismo a lo verdaderamente importante: tu barriga.

Aunque la ropa de embarazada suele ser ancha para que vayas cómoda, en el caso de las fotos son más interesantes las prendas ajustadas o las que dejan tu barriga al aire. No tengas miedo de posar en ropa interior o con poca ropa. Al final, lo que quieres recodar es cómo era tu cuerpo cuando tu pequeño estaba dentro, y si lo escondes te puedes arrepentir.

Para las partes de arriba suelen funcionar muy bien los tops o sujetadores sin tirantes. Para la parte de abajo ponte un pantalón ancho con caída o un culotte ajustado.

5. Ojo con las marcas

Ten en cuenta que las marcas que la ropa interior deja en la piel tardan más de media hora en desaparecer. Por eso, y teniendo en cuenta que es una sesión en la que vas as enseñar mucha piel, vístete ese día con ropa interior sin costuras para evitar marcas inesperadas.

6. Introduce las cosas de tu bebé

Seguro que ya estás preparando la llegada del bebé, y tienes un montón de objetos que pueden dar mucho juego en tus fotos. Lleva a la sesión todas las cosas que se te ocurra y que creas que puede quedar bien sobre tu barriga.

Algunas de las que mejor funcionan son los zapatitos, las ecografías, flores, pinturas para escribir en la barrigao piruletas de corazón. Pon a trabajar tu imaginación y verás como se te ocurren muchas más.

7. Investiga un poco

Seguro que la persona que va a hacerte las fotos tiene un montón de ideas bonitas, pero también es interesante que aportes las tuyas propias.

En internet encontrarás muchas fotos de embarazada que pueden inspirarte. Haz una pequeña investigación previa para saber lo que te gusta.

¿Necesitas un poco de ayuda? En nuestro perfil de Pinterest hemos preparado para ti un tablero especial, con ideas divertidas y originales para inspirar tus fotos de embarazada.

8. Mejor en buena compañía

La sesión será más divertida y variada si vas acompañada. Invita a ir contigo a tu pareja, a tus hijos si los tienes o incluso a tu madre y amigas.

Pide a tus acompañantes que también se vistan para la ocasión. Lo ideal es que vistan colores neutros y lisos a juego con lo que tú lleves puesto. Si optáis todos por los blancos y los negros seguro que no falláis.

9. Ensaya en casa

Ensaya las posturas que te gustan frente al espejo. Así descubrirás cómo te sientes más guapa y estarás más relajada. Nadie conoce tu cuerpo mejor que tú, así que estúdialo antes con detenimiento para sacar el máximo partido a tu belleza natural.

10. ¡Disfruta el momento!

Y por último, relájate y disfruta. Si estás tranquila, la cámara lo notará y saldrás más favorecida. Además, si has seguido los consejos anteriores, no tienes de qué preocuparte porque estás más que preparada para la ocasión.

El embarazo potencia la feminidad y la belleza natural de las mujeres, así que no te agobies y preocúpate sólo por sonreír.  Seguro que vas a salir estupenda.

No te olvides de consultar el tablero de Pinterest que hemos preparado para ti, con ideas originales y divertidas para tus fotos de embarazada.

Screen Shot 2014-05-02 at 12.11.38