Hoy abordamos una de las dudas más frecuentes entre los papás y mamás BabyKeeper: ¿es necesaria una funda auxiliar para el colchón de cuna?

Como sabéis, si has elegido BabyKeeper para el sueño de tu bebé no es necesario utilizar sábanas bajeras ya que la propia funda está diseñada para cumplir esta función. Además, la funda BabyKeeper cuenta con el certificado Oeko-Tex Clase I, el más exigente en materia de textiles, por lo que puede estar en contacto directo incluso con las pieles más sensibles, como las de los bebés. Si tu bebé sufre dermatitis, la funda de los colchones de cuna BabyKeeper puede ayudar a reducir los síntomas de pieles atópicas gracias a la tecnología Dermawell aplicada en el propio tejido.

Dado que no es necesario utilizar sábanas bajeras si nuestro bebé duerme en un colchón de cuna BabyKeeper, contar con una funda de recambio mientras lavamos la funda principal es de lo más práctico. Aunque el tiempo de secado es muy rápido, sabemos que los papás tenéis muy poco tiempo y necesitáis rapidez. De esta forma, tendremos siempre disponible una funda para preparar el colchón de cuna para el sueño del bebé.

El mantenimiento y limpieza de la funda del colchón de cuna para conservar el entorno de descanso del bebé en las mejores condiciones higiénicas es muy sencillo. Al ser fácilmente lavable permite poder cambiarlo de ambiente sin riesgo de proliferación de bacterias. El tejido de la funda puede meterse en la lavadora junto con el resto de la colada. Recomendamos no utilizar proceso de lavado de más de 40ºC. Puede secarse tanto al aire como en la secadora. Es importante asegurarse de que el cursor de la cremallera no queda dañado después de cada lavado. No se debe usar suavizante ya que los colorantes y/o aromatizantes que se utilizan en algunos suavizantes pueden generar alergias indeseadas en el bebé.

La funda adicional BabyKeeper cuenta con las mismas prestaciones que la funda que incluye tu colchón de cuna. Ha sido diseñada por un equipo de expertos para respetar todas las propiedades que ofrece el núcleo en cuanto a transpiración, temperatura y seguridad durante el sueño del bebé. Está compuesta por tapas de tejido 3D, platabandas laterales decorativas 3D en color, ribetes blancos perimetrales y una cremallera oculta alojada en la parte inferior, alejada del bebé, que facilita el desenfundado del núcleo para su lavado. La tapa inferior es de color oscuro para diferenciarse claramente de la cara del colchón que debe ir arriba en contacto con el bebé.

Encontraréis también disponible la opción Therm; la funda que incorpora la tecnología termoactiva que te hará saber si tu bebé tiene fiebre ya que cambia de color con la temperatura de tu bebé. Si se alcanza una temperatura superior a 37.5º, el estampado de nubes cambiarán a un color naranja a modo de alerta.