Acurrucarte con tu hijo y leer un cuento antes de dormir es uno de los mejores momentos del día, ¿verdad?

Se recomienda para mejorar el desarrollo verbal y cognitivo de los más pequeños de la casa. Pero esto no es todo, existen muchos beneficios más. Fortalecerá la unión entre vosotros y descubriréis nuevas historias juntos. ¿Todavía recuerdas aquel cuento que te leían tus padres cuando eras un niño? Seguro que sí. Además, a tu hijo le encanta escuchar tu voz, utiliza un tono suave y calmado y conseguirás un efecto relajante que le ayudará a conciliar el sueño.

Como ya sabéis, introducir rutinas a la hora de dormir ayuda a conseguir unos buenos hábitos del sueño de tu bebé. Léele una historia cada noche antes de acostarse, le reportará grandes beneficios los próximos años. Recuerda que para establecer rutinas es muy importante mantener los horarios todos los días, incluso los fines de semana. Se recomienda que entre las 20:00 y las 21:00 ya esté durmiendo.

Si no sabes cuál es el momento ideal para comenzar a leer a tu bebé, algunos expertos recomiendan iniciar la lectura a los pequeños a partir de los 6 meses aproximadamente, aunque cada niño es un mundo. Se acostumbrarán a escuchar y les ayudaremos a desarrollar mejor su capacidad del lenguaje ya que comenzarán desde pequeños a relacionar palabras y sonidos. Con los cuentos descubrirán su entorno y aprenderán valores. Al principio puede parecer que no presta atención al libro pero no desistas, jugará con ellos, le gustará tocarlos, llevárselos a la boca… Familiarizarse con los libros le ayudará a estimular su desarrollo psicomotor. Mientras lees la historia, para conseguir captar su atención, señala las figuras y los personajes que aparecen en la historia.

Además, cada vez más mujeres, conscientes de la conexión que sienten, estimulan a sus bebés durante el embarazo a través de la lectura. Esto le ayudará a reconocer más fácilmente las voces de papá y mamá y se sentirá seguro y protegido, además de fortalecer el vínculo afectivo.

¿Y si además de leerle un cuento le cantas una nana? Seguro que a tu pequeño no le importa que papá y mamá no tengan las mejores voces. Los beneficios son innumerables, no te pierdas la oportunidad de dejar volar tu imaginación junto a tus hijos 🙂

Y vosotras mamis, ¿soléis leer un cuento a vuestros hijos antes de acostarles?

Crédito imagen: Theendinmind