Muchas futuras mamás nos preguntáis por qué con nuestros colchones de cuna no es necesario utilizar sábanas bajeras.

Hoy aclaramos vuestras dudas acerca de este tema.

Las sábanas bajeras, así como los protectores son elementos diseñados para proteger al colchón de cuna. Desde BabyKeeper creemos que lo realmente importante es cuidar y proteger al bebé mientras duerme. La seguridad durante el sueño de los peques es fundamental.

Por ello, nuestros colchones de cuna están diseñados para que el bebé duerma (recordad: siempre boca arriba), directamente sobre la propia funda.

¿Por qué no hay que utilizar sábanas bajeras con nuestros colchones?

Los ensayos con bebé maniquí han demostrado que el uso de sábanas bajeras pueden reducir ostensiblemente la capacidad que tiene el colchón para ventilar el microclima que rodea al bebé. Ya que es posible usar la funda a modo de sábana puesto que cuenta con los certificados más estrictos en textiles, asegurando que puede estar en contacto directo con las pieles más sensibles, las de los bebés.

Ya que la propia funda BabyKeeper actúa como sábana bajera, es muy útil contar con una funda extra, aunque ésta es capaz de secarse en tiempo record gracias a su tejido 3D. Si observas una mancha o ha habido un derrame, simplemente puedes lavar el núcleo y la funda ya que Babykeeper® es el único colchón de cuna totalmente lavable del mercado. La funda puedes lavarla directamente en la lavadora utilizando un programa de prendas delicadas. En el caso del núcleo, puedes hacerlo en la ducha con un poco de agua tibia y jabón. Es importante dejarlos secar en un lugar donde circule el aire y no haya humedad.

Aprovechamos para recordaros también que el uso de fundas ajenas a Babykeeper® no asegura la reducción de riesgos. El mecanismo de seguridad de Babykeeper® se basa en su capacidad para intercambiar aire y no retener ni el CO2 ni el exceso de calor, por lo que usar elementos que sean impermeables perjudica dicha propiedad. Si observas una mancha o percibes que ha habido un derrame, simplemente puedes lavar el núcleo y la funda ya que Babykeeper® es el único colchón de cuna totalmente lavable del mercado.