La noche en la que los Reyes Magos visitan las casa de todos los niños buenos del mundo es, sin duda, una de las noches más especiales del año. Si tienes la suerte de tener hijos sabrás de buena mano la ilusión que le ponen los más pequeños de la casa, y lo difícil que es hacer que esa noche duerman toda la noche. Aunque sabemos que cada padre tiene su truco maestro, os traemos algunos consejos para hacer que vuestro hijos duerman durante toda la noche soñando con los regalos.

En primer lugar, es importante que no se acuesten demasiado tarde esa noche. Aunque parezca que cuanto más tarde mejor, es una gran equivocación. Si se van a dormir demasiado tarde corremos el riesgo de que se despierte a media noche más fácilmente, y cojan a los Reyes Magos con los regalos en la masa.

En segundo lugar, puedes aprovechar la cabalgata de los Reyes favorita para hacer que vuestros niños se muevan y, por consiguiente, se cansen mucho antes que cualquier otro día normal sin ninguna actividad escolar. Aprovechar este día para que se diviertan lo máximo posible y, por la noche, caerán rendidos en la cama. También puedes evitar que hagan la siesta ese día.

Otra forma de asegurar que se duerman más pronto es eliminar el mayor número posible de lámparas encendidas a su alrededor, pues la oscuridad les hará conciliar mejor el sueño (aunque sabemos que no podrán desprenderse de su lamparita particular). Y asegúrate de que no se preocupen porque los Reyes no puedan dejar los regalos porque no hayan luz, al fin y al cabo, ellos son magos.

Otra buena forma de hacer que tu hijo se duerma antes y mejor es dándole un vaso de leche caliente antes de irse a dormir. Esto hará que concilie mucho mejor el sueño y no tendréis problemas para que se lo tome. Igual que aquel vaso que nos daba la abuela de pequeños.

Y por último, por si ninguno de los otros métodos no ha funcionado, trata de dejar un poco de tiempo entre la cena y la hora de ir a dormir para que le dé tiempo a hacer la digestión y pueda dormir mejor, sin sentirse pesado. También es recomendable que no vea la televisión, o juegue con ningún aparato electrónico al menos una hora antes de irse a dormir.

Esperamos que estos consejos te ayuden a acostar al más pequeño de la casa, y esperamos que los Reyes Magos os traigan a todos muchos regalos mientras dormís.