Este año, se celebra la Semana Internacional de la Crianza en Brazos desde el día 2 hasta el 8 de octubre. El lema elegido es “Entrelazados”. El título se inspira en los textiles e hilados que se emplean en el proceso de elaboración muchos de los portabebés.

El objetivo de la celebración de esta semana es educar y crear conciencia sobre la importancia y beneficios que el porteo tiene tanto para los niños como para sus padres.

Por porteo entendemos cargar a los bebés o niños pequeños en una mochila ergonómica, un fular u otro portabebé que permita que el cuerpo del niño esté cerca al cuerpo de su madre, padre o cuidador.

Esta semana se organiza cada año por Babywearing International, una organización sin ánimo de lucro que comenzó esta interesante iniciativa en 2008. Cuya misión es impulsar la crianza en brazos como una práctica universalmente aceptada, a través de educación y apoyo constante a los padres.

¿Qué sucede cuando porteamos?

Se respeta la postura con la que nace el bebé, permitiendo mantener las piernas en posición ranita y espalda curva.

El bebé disfruta de un entorno cómodo, suave y cálido.

Con los correctos portabebés, se disminuye la sensación de peso cuidando la espalda y postura de los padres.

Te permite contar con las manos libres para realizar otras actividades mientras tienes al pequeño cerca.

Tu hijo se apoya sobre tu propio cuerpo posibilitando olerle, sentirle y besarle.