Algunos padres se preguntan si pueden viajar con un bebé. Sobre todo cuando llega el verano. Es una pregunta muy lógica, ya que muchos quieren salir de vacaciones. Si el bebé es un recién nacido casi que, ni la madre, tendrá ganas de viajar. Pero cuando ya tiene algunos meses, no hay problema alguno por llevar de viaje a tu bebé.

Además, ésta es una buena época para salir con tu hijo, ya que es muy pequeño como para darse cuenta de lo que está pasando y no tendrás que ir corriendo detrás de él todo el tiempo, pues todavía no sabe andar. Como siempre estará contigo, estará controlado en todo momento.

Esto no quiere decir que no se tengan algunas pautas en cuenta a la hora de viajar con un bebé. Unos consejos básicos ayudarán a que las primeras vacaciones de tu hijo sean todo un éxito.

Cosas a tener en cuenta

Si se va a usar el coche, es importante llevar una silla para bebés. Estas sillas estas adaptadas para que el bebé vaya cómodo y bien sujeto. Nunca hay que llevarlo en el asiento delantero, siempre en la parte de atrás del coche, con la silla bien anclada y hacia atrás.

Seguro que en el lugar de vacaciones no os vais a quedar en un hotel todo el día. Para salir a pasear puedes usar dos métodos, o bien llevar un carro para el bebé o puedes comprar un portabebés. Las mochilas son muy cómodas para transportar al bebé y son seguras. Hay diferentes tipos de mochila, depende del bebé, del peso y para qué se necesite. Pero es fácil de llevar, transportar y ocupa menos espacio que un carro de paseo.

Al hacer la maleta hay que pensar en lo que va a necesitar tu hijo durante el viaje. Tampoco es necesario cargar con todo el armario, pues donde vayas seguro que se puede ir comprando lo que falte. Si se está amamantando al bebé, la madre debe estar siempre bien hidratada, no puede faltar una botella de agua en la bolsa. Si toma alimento más sólido, se puede llevar algunos botes, pero no demasiados. Como hemos dicho antes, seguro que en el lugar de vacaciones se podrá comprar todo lo que se necesite. Importante, la crema solar no debe faltar, y una gorrita para que el sol no le moleste.

La ropa del bebé

Siempre hay que llevar ropa extra y tenerla a mano porque, tal vez, tu hijo necesite que lo cambies en el momento más inoportuno. Los bebés son así. Se ponen a vomitar, ensucian el pañal, se les cae comida encima. Lleva siempre algunas bolsas con cierre hermético para guardar la ropa sucia y para tirar los pañales.

Es cierto que no vas a llevar una maleta enorme solo para tu hijo. Cuando se va de vacaciones se quiere ir lo más ligero posible. En esta ocasión habrá que llevar algunas cosas más, el bebé necesitará algo más de ropa puesto que en algún momento se va a manchar. Aunque la ropa de bebé tampoco es que pese demasiado ¿verdad?