Si acabáis de ser padres estaréis de acuerdo: captar los mejores momentos de vuestro tu bebé se ha convertido en una de vuestras pasiones diarias. Tanto en el día a día como en ocasiones especiales, los bebés nos brindan estupendas oportunidades para fotografiar momentos únicos. Seguramente ya contáis con entrenamiento, tal vez durante el embarazo habéis practicado con la cámara de fotos. Ya os mostramos hace un tiempo cómo lucir tripita en maravillosas fotos de embarazada.

Ahora llega el turno de vuestro hijo. ¡Primer consejo!: Ten la cámara siempre a mano, ¡nunca sabes cuándo tu pequeño retoño va a hacer algo irrepetible!

El listón está muy alto, circulan por la red infinidad de fotografías de bebés preciosas, muchas en posturas imposibles, apaciblemente dormidos… Visita nuestro tablero de Pinterest y disfruta de estas maravillosas imágenes.

fotosbebés2

Y la pregunta es… ¿Cómo consiguen que los bebés estén quietos, plácidamente dormidos, con este gesto sonriente…? La fotógrafa Rachel Vanoven  nos muestra que todo es cuestión de cariño, tacto y mucha paciencia!

Pero, como no siempre es posible contar con los servicios de un profesional para inmortalizar los mejores momentos, queremos ofreceros sencillos trucos para que saquéis el máximo partido a las sesiones de fotos con vuestro pequeño.

Apuesta por la espontaneidad

No esperes a que el bebé tenga la pose ideal. En muchas ocasiones nos perdemos momentos únicos por intentar sacar a los niños en una postura perfecta. Una recomendación clásica de muchos fotógrafos profesionales es que utilices el modo ráfaga para poder captar instantes irrepetibles.

Además, ¡no te obsesiones con el momento ideal! Las fotos de tu bebé con un gesto enfadado, sorprendido o incluso en medio de un terrible berrinche ofrecen posibilidades infinitas de capturar en una instantánea la verdadera personalidad de tu retoño. En el futuro, compartiréis unas risas.

Foto bebé llorando

Apaga el flash y ponte a la altura del niño

Apuesta siempre que puedas por la luz natural. Organiza una sesión de fotos al aire libre: Tanto la luz de primera hora de la mañana como la del atardecer ofrecen resultados increíbles. En cuanto a la ropa, opta siempre que puedas por colores lisos y alegres, evita las rayas, los cuadros y los estampados muy pequeños. Huye además de los clásicos azul y rosa pastel, además de estar muy vistos, favorecen poco.

Permite al bebé libertad de movimientos

A pesar de que captar imágenes en movimiento es más complicado, los resultados son mucho más interesantes. No te empeñes en sacar a tu bebé de manera estática, el premio a la espontaneidad será unas fotos única.

Deja espacio para los detalles

Las pequeñas manitas o pies de tu bebé ofrecen una oportunidad de retrato maravillosa. En la mayoría de las ocasiones nos centramos en fotos de cuerpo entero cuando los detalles marcan la diferencia. Aprovecha los momentos en los que duerme para dar rienda suelta a toda tu creatividad.

Detalle pies bebé

Juega con el blanco y negro

Seguramente estaréis de acuerdo: las fotos de bebés en blanco y negro resultan muy tiernas. Si no sabes utilizar programas de retoque digital, configura tu cámara para disparar directamente en blanco y negro. ¡Te sorprenderán los resultados!

Muestra sus proporciones

¿Cuántas veces has visto imágenes de un pequeño bebé descansando sobre el hombro de su padre? ¿O sus piececitos contrastando con los enormes pies de un adulto? Este tipo de fotografías que muestran el contraste entre las “proporciones” adultas y las infantiles casi siempre funcionan muy bien. ¡Anímate a utilizar este recurso!