Generalmente, el Día de los Enamorados, se celebra el amor entre las parejas. Nosotros os proponemos una celebración de este bonito día en familia ya que, al fin y al cabo, no hay nadie el planeta a quien queramos más, ¿verdad?

Para que convertir este día en el calendario en una celebración con tus peques os dejamos una lista de propuestas para que disfrutéis en familia.

No se nos ocurre una mejor manera de empezar este romántico día con un desayuno temático. Puedes preparar un menú especial San Valentín. Se pueden preparar unas deliciosas tortitas en forma de corazón, un chocolate calentito en una bonita taza, un poco de fruta ya cortada, tostadas, unos huevos fritos… etc. Un súper desayuno para empezar este día. Involucra a los peques en la preparación del desayuno, se lo pasarán bomba.

La idea es disfrutar del día de San Valentín todos juntos de una forma especial. Cada miembro de la familia puede elegir su actividad preferida y, así, la diversión está asegurada para la familia al completo. Ver una película, jugar en el parque, hacer galletas caseras, una sesión de manualidades…

Esta última opción es perfecta para los más peques de la casa ya que las manualidades nunca fallan, les encantará recortar cartulina con forma de corazones para decorar la casa, tarjetas de San Valentín para decirles a papá y a mamá lo mucho que les quieren, ¡la imaginación está en vuestras manos!

Es cierto que con la llegada de nuestros hijos las celebraciones de este tipo son diferentes, pero, totalmente maravillosas.